Legislación

El negocio en el sector de los drones alcanza los 50.000 euros en las pymes

El número de drones en España se multiplicará exponencialmente en los próximos años y alcanza ya un registro de 5.500 aeronaves no tripuladas y 3.600 operadores que acumulan un volumen de negocio en las pequeñas empresas de 50.000 euros, según el Plan Estratégico para el Desarrollo de Drones elaborado por el Ministerio de Fomento.

Las actividades que más predominan en el sector son la fotografía y la filmación, aunque dentro de unos años empezarán a tener auge la observación, la vigilancia o el salvamento, ha indicado Marta Lestau, directora de seguridad de aeronaves de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

En un foro celebrado por el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla), Lestau ha señalado que las ciudades que registran un mayor número de drones son Madrid y Barcelona.

Además, por volumen de negocio el 50 % de las operadoras cuentan con pocos trabajadores, mientras que un 30 % responden al volumen de negocio de las grandes empresas.

Lestau ha indicado que un requisito imprescindible en España son las escuelas de formación y ha subrayado la importancia de concienciar y promover el uso seguro de los drones y profesionalizar al sector.

Asimismo, ha adelantado varias de las medidas que AESA está desarrollando en el sector, como un registro de drones, inspecciones para autorizaciones, páginas de guía para el uso de aeronaves no tripuladas, una aplicación informática para facilitar el acceso a la información o la coordinación con cuerpos y fuerzas del Estado.

En el marco de la seguridad operacional, el responsable de aeronaves no tripuladas de AESA, Juan José Sola, ha señalado que a día de hoy los drones vuelan por debajo de 120 metros, lo que implica que en un entorno aeropuertuario hay que coordinar el espacio.

«Los retos para la integración son técnicos y habrá que ver cómo estandarizar los sistemas para poder interactuar con otros actores del espacio aéreo», ha indicado Sola.

En este sentido, ha explicado que la normativa obliga llevar luces a la hora de volar de noche, mientras que si se vuela en operaciones difíciles el equipo tiene que tener un peso menor.

En Europa, la Comisión Europea está sometida a una presión enorme por parte de los estados miembros, ya que cada país cuenta con una normativa diferente, según ha señalado Ignacio Plaza, vicesecretario y asesor legal de la Asociación Europea de Pilotos (ECA).

Plaza ha reconocido que, aunque el procedimiento legislativo no está adaptado, en febrero se aprobó una revisión de la legislación sobre la aviación civil para establecer una base de regulación europea para los drones(aeronaves pilotadas por control remoto).

Dicha normativa incluye cuatro artículos sobre certificación de aparatos -tanto de drones como de sistemas aéreos tripulado por control remoto- licencias, autorizaciones, y otras medidas concretas que se desarrollan y son competencia de AESA.

Además, Plaza ha añadido que las mayores preocupaciones de la Asociación Europea de Pilotos se centran en mejorar los reportes, aumentar la formación, impulsar la investigación y desarrollar la autoregulación y los sistemas de consulta.

Fuente: Agencia EFE

Lo más leído