Tecnología

Huelva y León rivalizan con Lugo por liderar el mercado de drones en España

Era de esperar que el rápido posicionamiento del proyecto de aviones no tripulados para uso civil de Rozas, en Lugo, despertara recelos en otras zonas de España donde también intentan anticiparse en este incipiente mercado. Hay muchos millones de euros en juego y la posibilidad de encabezar una industria con todo el futuro por delante. Las estimaciones de la Xunta son que hasta 2020 se generarán inversiones por valor de 67.000 millones en todo el mundo. El Ejecutivo gallego, mediante un proceso levantado con agilidad y ambición en la recta final de la pasada legislatura, se alió con las multinacionales Indra e Inaer para desarrollar sus planes. Dicha coalición marca en buena medida la diferencia con sus competidores, principalmente en las provincias de Huelva y de León. De ahí que desde Andalucía hayan surgido los primeros reproches políticos al Gobierno central, al que acusan de primar Rozas sobre el Centro de Ensayos de Sistemas no Tripulados, conocido como CEUS.

«Hasta ahora, el Gobierno central ha mirado para Rozas por cuestiones políticas más que técnicas»Francisco Romero, delegado de la Junta de Andalucía en Huelva

Hace pocas semanas, de forma casi simultánea, el delegado de la Junta de Andalucía en Huelva, Francisco Romero, y el diputado socialista por dicha provincia José Juan Díaz reclamaron más fondos para la infraestructura andaluza, anunciada por la exministra de Defensa Carme Chacón en 2011 pero que se había ido desdibujando. En su reivindicación cargaron contra la inversión en Galicia «más por cuestiones políticas que técnicas». Poco después, el Consejo de Ministros aprobó la revitalización de la onubense con 8 millones.

Tanto el aeródromo del Arenosillo como el de Rozas dependen del INTA(Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), aunque el recinto gallego ha revivido por el olfato de la Consellería de Economía, que ha liderado un concurso público al que concurrieron empresas como Airbus Boeing. Solo en esa fase del proyecto, la Xunta ha aportado 40 millones de fondos propios y ha logrado el desembolso de otros 75 por parte de Indra e Inaer para generar en el concello de Castro de Rei un polo aeronáutico de referencia en Europa.

«Arrancamos en el momento oportuno, con una partida presupuestaria firme y dos multinacionales»Consellería de Industria

Consultado al respecto por este diario, desde el departamento autonómico de Industria han evitado cualquier polémica. «La apuesta de Galicia es única. No nos consta otra iniciativa similar, sobre todo en el sector de aviones no tripulados para usos civiles, que es en el que nos centramos», exponen. Esa coletilla es muy relevante, pues los fines lucenses no son militares. En la provincia de León, cuya universidad está implicada en este reto tecnológico, se ubica una unidad de aviones no tripulados del Ejército del Aire, en concreto, en Ferral del Bernesga. Esta provincia es también sede continental de la Auvsi (Asociación Internacional para Sistemas de Vehículos no Tripulados).

«Hemos sido los primeros, arrancando este proyecto en el momento oportuno. Por este motivo, el polo industrial y tecnológico de Rozas es una realidad con una partida presupuestaria firme que alcanza los 150 millones de euros», añaden desde Industria. Y subrayan el «apoyo de fondos europeos y la colaboración de dos multinacionales».

En la actualidad se lleva a cabo la última fase prevista, con el equipamiento del aeródromo a través de un procedimiento de Compra Pública Innovadora. En las tres reuniones de consultas realizadas por el INTA en el CIAR (Centro de Investigación Aerotransportada de Rozas) en los últimos meses estuvieron presentes, entre otros, las universidades de León y Huelva.

Futuras infraestructuras

Precisamente desde la institución leonesa, Ángel Alonso, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de León, anima a «desdramatizar». «El Gobierno posee recursos escasos y los organiza o asigna en función de muchas variables, incluso personales, todas legítimas», opina.

«Plantear el problema en términos de lucha por recursos escasos es no entender el problema» Ángel Alonso, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de León

Cree que «lo lógico» será la «colaboración» entre proyectos: «Lo contrario es estúpido». «Plantear el problema en términos de lucha por recursos escasos es no entenderlo. Se invertirán en Rozas unas decenas de millones y España necesitará invertir decenas de miles de millones en los próximos cinco años», apunta ante el desafío de no conformarse con ser un país «importador» en esta materia, sino «productor».

Alonso pone el acento, en cualquier caso, en la llamada NERTRA (Nueva Era del Transporte):«Su automatización integral incluye el transporte no tripulado y la automatización del tráfico. Se necesitarán infraestructuras para dar soporte a pruebas experimentales y otras actividades». De ahí que aunque vea «el rescate de Rozas una excelente y muy sabia decisión, anticipatoria», advierta que «Galicia tendrá que construir muchas más infraestructuras relacionadas con la aviación ligera».

Lo más leído

Recomendado